Para La Mejor Mami Y Abuela!!!

¡Feliz cumpleaños mi vieja!, que la vida nos permita seguir celebrante una y otra vez.

        Que la vida nos permita seguir juntos con mucha salud para continuar llenándonos de gratos momentos, hoy en tu cumpleaños se quedan cortas las palabras para darte las gracias por tanto amor para conmigo y mis hijos, recuerdo hace muchísimos años tus palabras sobre mis hombros decir constantemente; ¡Cuando seas mamá me entenderás!, y no entendía ma, hasta que me hice mamá y comprendo todo lo que la frase englobaba.

         Debo comenzar diciendo que gracias a ti soy, que gracias a tus aciertos y desaciertos como mamá yo soy, yo existo, y estoy aquí feliz de saber que eres humana, que si cometiste  algún error en la crianza fue porque era la única forma que conocías para criarnos, que no imagino las noches que llegabas cansada de tanto trabajar a tener que lidiar con dos niños bastantes difíciles, no imagino las largas horas de sueños que tenias que sacrificar para estudiar y atendernos, tampoco imagino todo lo que hacías para poder darnos todo lo que nos hiciera falta aunque a ti te faltara, quizás no recuerde una mami cocinando platos deliciosos, pero si recuerdo una mamá comprando el mejor arroz chino de toda la ciudad, recuerdo que decías ¡Ya vamos a resolver! Y así lo hacías, todos comiendo arroz chino del señor de la circunvalación número dos,  ni que hablar de aquel desmayo que fingí cuando tenia unos 7 años , me hice la desmayada con la única intención de que regresaras a casa, puede que quien lea estas líneas no entienda mucho de este relato, pero no importa porque lo que quiero que es sepas que en mi memoria todo esta grabado, que no me alcanzan los años para pagarte vieja mía todo lo que hacías, no puedo reprocharte nada porque ahora que soy mamá entiendo muchas cosas que antes no entendía, ahora se que todo el control y el miedo con el que quizás nos veías crecer se  debía a que siempre querías hacerlo bien, que duro mami debió ser crecer sin mamá, pero que no te quepa la menor duda de que conmigo lo hiciste como las mejores, si mi abuela la hubiera conocido  estoy segura me habría dicho: ¡Tu mamá se convirtió en una gran esposa y mamá , estoy orgullosa de ella!, y quienes tienen la dicha de conocerte saben que eres un ser lleno de luz y espiritualidad inquebrantable, de ti herede el famoso 7to sentido, cada vez que quiero lograr algo siempre te recuerdo porque me dices; ¡Mija no te afanes si Dios no te ha facultado!,  eso me da alivio, me hace saber que el tiempo es de Dios y no mío, que tus enseñanzas las llevo en mi corazón y que jamás las olvido, si tuviera que decir otra cosa de ti seria; ¡Que bueno haber crecido en un hogar donde tu eres mi mamá!, la que da un consejo, la que escucha, la que si no sabe algo va y lo pregunta, la que ayuda a todo el mundo, la que ora para que se terminen las peleas y Dios habrá los caminos, la que  hace el café mas rico y la que extraño los domingos, Que mujer tan virtuosa la que me tuvo en su vientre nueves meses, porque de ella nací yo y porque lejos de idealizarla la admiro.

       Si me preguntaran cual es mi deseo como hija es justamente que siempre seas feliz ma, que mi pa y tu sigan acompañándose en las buenas y cada vez que se vaya la luz en Venezuela, ya falta poco ma, para volver a vernos, falta poco para estar juntas de nuevo, me hacia falta salir de casa, me hacia falta hacer mi nido y por eso quiero darte las gracias, por la valentía de soltarme y dejarme ir sin apegos, por la valentía de bendecir mi camino aunque eso implicara una pequeña distancia momentánea, gracias por ser la mejor abuela a mis hijos, por no solo estar para ellos en los momentos felices sino por darles todo tu amor incondicional y por amarlos tanto como nos amas a nosotros tus hijos.

Aquí les dejo un escrito hermoso que me inspiro a escribir  mi amada mamá, espero también les sirva a ustedes:

Sanar el vínculo implica; 

  1. Humanizar a mi madre para comprender que ella es un ser humano distinto al mío, que asume y ve la vida como sólo ella puede percibirla….
  1. Comprendo que no soy nadie para juzgar sus acciones aún y cuando tenga la pretensión de querer cambiarla, o no esté acuerdo  como viva…
  1. Soy capaz de seguir con mi vida aún y cuando nuestra relación no sea de mejores amigas…
  1. Elevó mi oración para que pueda ella sentirse plena y feliz con la vida que haya elegido, aunque no esté de acuerdo con ella…
  1. Decido mirarla con ojos de compasión aún y cuando tenga recuerdos poco agradables mi infancia… (El perdón es una decisión personal que cada uno asume según su historia, mirar con compasión implica, soltar la carga que nos genera la rabia, el odio o la ira, de un posible abandono, maltrato o violación a nuestra vida).

Algunos rituales que puedes hacer para sanar tu vínculo serían;

Escríbele una carta donde le expreses todo a tu madre, a tu abuela y a las mujeres que fueron parte de tu historia familiar, de lado de papá, del lado de mamá…

Eleva una oración en el nombre de todas las mujeres de tu historia, donde les entregues, el dolor, la rabia, el miedo, la angustia o cualquier emoción que marco tu vida y que decides entregarles de vuelta porque no te pertenecen a ti ni a tus hijos …

Realiza una carta de amor para sellar tu decisión de hacerlo diferente, de vivir ahora en la libertad de una vida libre de ataduras y prejuicios pasados, porque ahora tú eres una mujer que decidió ocuparse de su historia propia parta no repetir viejos esquemas de una vida que ya no era funcional para ti.

Sella tu relación de pareja con acuerdos honestos, donde ya el mensaje de “mamá” a nivel inconsciente solo este para recordarnos que el pasado no determina el presente y que siempre podemos elegir el amor en libertad …

Cuando comienzas a Humanizar a tus madres entiendes que todo nace y termina allí, que perdonar te libera de muchísimas cargas y que hacerlo distinto es el regalo que le das a tus generaciones venideras.

Gracias Amada Madre, Abuelas, Tías, Hermanas, y Ancestros de mi linaje materno y paterno femenino, hoy tengo la firme intención de hacer el papel de mujer, de madre y esposa desde la honra de mi ser, desde mi propia felicidad y desde lo que para mi signifique lo mejor para mi propia vida y para los míos, Gracias por todo lo que hicieron en el pasado, hoy estoy yo escribiendo mi presente y mi futuro para las generaciones que están por venir.