EL DUELO ESTANDO LEJOS

Hace algunos años estudie como acompañar procesos terapéuticos en personas que pierden seres queridos, debo confesar que la primera vez que me topé con el tema  de la muerte estaba muy pequeña, tendría quizás unos 6 años cuando comencé a darme cuenta que algunas fechas eran muy sensibles en mi hogar.

La navidad, el cumpleaños de mi mama, el año nuevo, mi mama,  mis tías y este tipo de festividades un tanto raras para mí en esa época me hicieron tener ese primer contacto con la perdida.

 Mientras crecía no entendía porque se sufría tanto después de un año nuevo cuando en mi mente muy de niña solo pensaba en juguetes, regalos y estrenos, cuando crecí que era una adolescente comencé a tener sueños, relacionados al tema de la muerte, llegaban a mi como avisos sin censura de aquellos seres cercanos que morían a mi alrededor y luego según creo yo mi inconsciente  buscaba una forma de armar el rompecabezas en medio de tanto dolor.

La muerte según cada familia es un tema único, mientras más cercana haya sido la relación con la persona que muere, mientras mayor haya sido el apego hacia esa persona, entonces  más profundo dolor o tristeza experimentamos al saber que ya no estará más a nuestro lado, es por eso entonces que cuando nos toca despedir alguien que amamos nos duele tanto.

Pudiera quedarme y hablar horas y horas de lo aprendido en esa hermosa formación que hice, pero lo que quiero compartir aquí es que aunque no lo creamos todos los días algo de nosotros muere, elecciones, acciones, cambios, todo el tiempo estamos ganando o perdiendo cosas pero nada se compara con perder un ser que amamos.

Por eso quiero compartir contigo algunas cosas que para mí son importantes valorar;

  1. Si creo que tenemos derecho a decir adiós a nuestros muertos.
  2. Si creo que tenemos derecho hablar de ellos todas las veces que queramos hacerlo.
  3. Si creo que tenemos derecho atesorar aquellas cosas materiales que nos hagan sentirlos cerca por un tiempo hasta que sanemos.
  4. Si creo que tenemos derecho a llorar a solas hasta que se nos acaben las lágrimas si así lo sentimos.
  5. Si creo en la compañía y el apoyo en silencio, siento que eso  es mejor que palabras que en lugar de ayudar se salgan de contexto; (Estas sin se pueden usar;  Estoy contigo, Lo siento mucho, Lo lamento, Oro por ustedes).
  6. Si creo que los adultos a cierta edad de los niños y depende de cómo los familiares estén preparados deben mostrarles el tema del funeral, las urnas y la despedida a sus seres queridos.
  7. Si creo que el ritual más hermoso para una despedida sea el que salga del corazón de aquel doliente que necesita expresar el amor más profundo que sintió por aquella persona que murió.
  8. Si creo que el tema de la muerte debe hablarse más para valorar más el presente y elegir vivir mejor siempre.
  9. Si creo que la muerte a veces llega para mostrarnos lo vulnerable que llegamos a ser los humanos cuando perdemos alguien que amamos.
  10. Si creo que estando lejos, es cuando más cerca debemos estar, si por alguna razón estas fuera de tu país y no puedes estar presente al momento del fallecimiento, pídele algún familiar que te mantenga al tanto de todo y si puedes hacer unas videos llamadas para ver todo el funeral como si estuvieras allí hazlo te ayudara mucho a elaborar  tu proceso de duelo.
  11. Si creo que cada familia establezca su ritual de elevación del alma de la persona fallecida, cada quien lo hará según su religión o creencias, lo importante de esto es que se respete el duelo de los familiares que perdieron al ser querido.
  12. El proceso de dolor no se pasa de la noche a la mañana, un duelo esperado dura de 6 meses a un año, más allá de eso amerita acompañamiento terapéutico en algunos casos y depende el fallecimiento.

Repito, cada familia es única, cada circunstancia es única, el tema de la muerte y como reaccionamos ante ella depende de que creemos acerca del tema, de que nos dijeron , de si tenemos conocimiento previos en relación al tema o si ya hemos atravesado otras perdidas, desde mi lugar, solo quiero que sepas que el alivio llegara pero con el paso del tiempo, viviendo y recordando siempre a esa persona y lo más importante de todo, aprenderás amarlas desde otro plano más evolucionado que el nuestro, el plano espiritual donde sabrás que esa personas será siempre un ángel que este allí cuidando de ti.

Con amor @psicomami