Mi experiencia con el Virus!

Cuando mi esposo me dijo: “Estoy positivo”, solo recuerdo haberle dicho; ¡Todo estará bien!.

       No sé cómo, ni como lograríamos salir de esta situación solo sentía que estaríamos bien, aunque debo confesar que no fue sino hasta días después que me desplome, tenia una mezcla de emociones entre el miedo, la tristeza y una profunda angustia, recuerdo que pensé; ¿Qué haremos?, ¿Cómo lo trato ahora?, ¿Sera que estamos positivos también?, efectivamente fue así, luego de hacernos los exámenes nos llamaron para informarnos que todos en casa dimos positivo, creo que desde ese momento en adelante lo único que hice fue; ¡Desconectarme!, y pensar muchísimo en como nuestro sistema inmune se podía fortalecer, (El sistema inmunitario es el sistema de defensa del cuerpo contra las infecciones. El sistema inmunitario ataca a gérmenes invasores y nos ayuda a mantenernos sanos. Tomado de https://kidshealth.org/es/parents/immune-esp.html#:~:text=El%20sistema%20inmunitario%20es%20el,nos%20ayuda%20a%20mantenernos%20sanos.)

Por supuesto que antes de contarles lo que hicimos les voy a contar como nos fue a cada uno;

Miranda y Mathias solo tuvieron un resfriado común, fiebre, dolor de cabeza, dolor en los ojos y duro un día, se trato como un resfriado común y corriente, los lleve al doctor los examinaron y para la gloria de Dios todo estaba bien en ellos físicamente, para ese momento aun no les había dicho que estaban positivos, usaron mascaras todo el tiempo y constantemente se mantenían entretenidos como si fueran unas vacaciones, al menos así les hice sentir por esas dos semanas.

       Mis padres como saben están en Venezuela y llamarles para decirles también fue angustiante, sin embargo siempre manejamos la verdad con ellos porque sentimos que esto es algo que compete a todas las personas con las que estas vinculada emocionalmente, no solo es un tema de salud física  importante sino también de como psicológicamente nos enfrentamos al psico-terror que hemos tenido en las redes sociales y en todos los medios digitales donde lo único que se menciona es la muerte porque aparentemente así es como según creo yo el amarillismo se alimenta mas y tiene mas vistas en el mundo entero, pero que duro es cuando es a ti a quien le toca un diagnóstico así, luego de tantos meses de temor sembrado en el inconsciente humano que obviamente altera de muchas maneras la forma en la que reaccionamos ante los acontecimientos no tan buenos de la vida como quizás el contagiarte de este virus u otra enfermedades que no fueron buscadas por nosotros, hace que te confrontes con una realidad en la que la esperanza esta casi perdida y obviamente sabemos que ningún ser humano  es capaz de sobrevivir sino siente que tiene un ápice de esperanza para continuar de este lado de la vida, por ese motivo quise escribirles  siento la responsabilidad de hacerles llegar ese tan anhelado suspiro de esperanza cuando estamos llenos de miedos porque recibimos este diagnóstico.

        En el caso de mi esposo si sintió muchas cosas, durante los primeros 5 días comenzó su malestar general, dolor de los huesos agudo, dolor de cabeza, cansancio, perdida del olfato, perdida del gusto, dolor en los ojos, fiebre y muchísima debilidad, el permaneció en cama durante esos días, recuerdo haberle hecho muchas sopas y comidas que a él le gustaban, llegamos al acuerdo de no ver malas noticias y de solo ver películas o series que nos gustaran y nos causaran risa, ¿Por qué?, porque la risa, es sanadora y porque resulta que cuando ves cosas en la tv o en las redes sociales que sean  de tu agrado tu cerebro no distingue la realidad de la ficción, esto quiere decir que si ves algo agradable para ti, el asociara que estas bien y que todo estará bien y como una maquina perfecta comenzara a operar para tu propio bienestar, lo mismo ocurrirá en el caso contrario en el que veas películas, noticias o cosas fatalistas en el mundo exterior te lleneras mas de angustia y pánico por esta razón solo elegimos centrarnos en lo que le sumara cosas positivas a nuestro día a día durante esos  días de aislamiento.

       En mi caso no se si era porque tenia que estar fuerte o porque no me dio tan severo pero la mera verdad es que lo que mas sentí  fue dolor de cabeza como una migraña pero muy intensa, los primeros días no experimente mayor cosa pero al transcurrir la semana numero 1 me cansaba más comúnmente con cosas que normalmente hago con frecuencia (Quehaceres del hogar), además perdí el olfato y el gusto y pude recuperarlo después del mes  (todavía no por completo), al casi 85% , quizás me leas y digas ¿Ósea es que uno no lo vuelve a recuperar?, la verdad leí algunos artículos y dice que no existe como un común denominador igual para todos y que cada persona experimenta los cambios de distintas maneras, en mi caso pues fue así y como les decía en mis historias de IG, si es el precio que debo pagar lo pago, con tal de poder respirar por mí misma y permanecer sana y a Dios gracias así fue.

Algunas de las cosas que hice durante ese tiempo en cuarentena;

  1. Orar muchísimo y escuchar canciones cristinas, no me pregunten que efecto tenían, pero después de escucharlas todos los días sentía una paz en mi corazón que nada más podía dármela.
  2. Vi muchísimas series cómicas y me reía como loca (Todo el tiempo me río  así, pero durante esos días disfruté como si fuera unas vacaciones en casa).
  3. Como todos estábamos positivos nos abrazamos muchísimo, nos dimos mucho amor y orábamos juntos.
  4. Desayunábamos, almorzábamos y cenábamos todos en la mesa y hablábamos de nosotros.
  5. En ninguna circunstancia veíamos malas noticias, nada malo, solo podíamos ver o escuchar cosas agradables, si veíamos algo malo automáticamente dejábamos de verlo o escucharlo y nos centrábamos solo en lo que nos dejara sentimientos de paz y tranquilidad.
  6. Me desconecte por completo de las redes sociales, solo de vez en cuando les decía como íbamos para informales que estábamos bien.
  7. Cuando llegaban pensamientos catastróficos a mi mente, oraba (Hablaba con Dios, Rezaba un padre nuestro), y escribía en una pizarra que tengo en la nevera porque estaba agradecida con la vida todos los días.
  8. Cocine sopa de patas de pollo casi todos los días, (No se si es verdad lo que dicen que ayudan a todo pero con Fe créanme que uno se siente mejor cada día, https://www.msn.com/es-mx/salud/nutricion/los-fabulosos-beneficios-de-las-patas-de-pollo-para-tu-salud-que-has-ignorado-toda-la-vida/ar-BBY3r0f) allí les dejo un link a ver que tal les va.
  9. Mientras escuchaba la música cristiana recuerdo cerrar los ojos y solo concentrarme en la respiración y el agradecimiento, use frases como; ¡Bendigo y Agradezco!
  10. En relación a los niños les hablamos de porque debíamos estar en casa, desde lo natural, nunca los alarmamos solo les decíamos que debíamos esperar que después de los 15 días volveríamos a la normalidad, (La normalidad es igual salir con mascarillas he igual cuidarnos, pero al menos podíamos salir).
  11. Dejarme ayudar, esto quiere decir que cuando las personas me preguntaban ¿Amiga necesitas algo?, antes de que todo esto pasara habría dicho que no, pero cuando uno entiende que este virus puede darle a cualquiera también aprendes a saber que Dios jamás te va abandonar y te enviara ángeles para ayudarte a sobrellevar la situación, en mi caso esos ángeles me trajeron comida, agua, me ayudaron a pagar la renta y sobre todo estuvieron pendientes de mí, de mi familia y también se que muchos de ustedes nos tenían en sus oraciones eso también lo agradezco en el alma.

                                               Si tuviera que darte un ultimo consejo, solo seria, ¡Dios jamás nos abandona!, y si lograste superar este virus aprende a valorar mas la vida, a quienes a tu alrededor y a quienes te aman, aprender a vivir desde el agradecimiento y veras que las bendiciones jamás terminaran.

Con todo el amor del mundo, espero que algo de estas líneas te hayan servido, y créeme que, si te sientes mal, ansioso, con miedo o incertidumbre, solo recuerda que para que la mente sienta paz debe conectarse con la esperanza y la fe, y eso solamente lo da Dios, en sus palabras y acciones diarias, solamente presta toda tu atención y veras que el está allí obrando aunque no puedas verlo.